Comentarios de velorio…

Comentarios de velorio…


. Seguramente usted a tenido la triste oportunidad de asistir a un funeral, o como le llaman en algunos lugares velatorio, vela o velorio. Habrá notado que es casi imposible escuchar un mal comentario del difunto, todos comentan situaciones jocosas u ocurrencias divertidas del occiso, otros cuentan anécdotas o buscan entre sus recuerdos las cosas buenas que hacia el finado. Y, aunque esas cosas buenas se cuenten con una sola mano y sobren dedos, nadie se atreve a decir lo malo que hizo el ahora fallecido.

Curiosamente había un hombre cuyo nombre era Velorio, que muerto de cirrosis hepática por sus constantes borracheras, fue velado en su pueblo natal. Algunos borrachos e indigentes fueron la única compañía de Velorio el día de su velorio. Pero, aunque todos hablaban de lo rufián, mentiroso, aprovechado, vicioso y pervertido que era, todos terminaban diciendo “pobre Velorio”. Y es que todos los que lo conocían, al poco tiempo, se daban cuenta del enorme vacío que había en su corazón…

Odiado por algunos y despreciado por su familia, Velorio, murió una calida noche de Julio, en su cuarto de mesón donde vivía solo con su gato, casi cincuenta años después de venir al mundo. En su velorio solo una humilde anciana de tez morena, que caminaba con dificultad, se acerco al féretro y con un beso sobre el cristal, le dijo hasta pronto. Era su madre, que nunca perdió la esperanza de ver a su hijo sobrio y con una familia bonita, pero que, con tristeza, se despidió de él sin haber visto a su hijo como una persona de bien, amado y respetado por su familia y vecinos.

El apóstol Pablo, escribe en su carta a los Filipenses:

“Porque para mí el vivir es Cristo,  y el morir es ganancia. Más si el vivir en la carne resulta para mí en beneficio de la obra, no sé entonces qué escoger. Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor; pero quedar en la carne es más necesario por causa de vosotros.” Fil. 1:21-24

Vemos que Pablo declara estar “puesto en estrecho” o como decimos “entre la espada y la pared” Pues él anhela estar con Cristo y sabe que no podría hacerlo en la carne, pero también desea quedarse más tiempo para continuar trabajando en beneficio de la obra del evangelio de Jesucristo.

Pablo es un hombre común, con defectos y debilidades como nosotros, pero encontró en Cristo un motivo para vivir y al mismo tiempo un motivo para no tener miedo de morir. No debemos ver a los apóstoles como seres sobrenaturales o perfectos, pues sabemos que eran tan pecadores como nosotros. La diferencia está en su corazón, el cual entregaron por completo a Jesucristo, de Él obtuvieron la fuerza, convicción y determinación de ser una nueva persona, tan nueva como si hubiesen vuelto a nacer. Por eso Cristo le explica a Nicodemo que le es necesario nacer de nuevo. (Jn. 3:1-8)

Velorio tuvo innumerables oportunidades de cambiar su vana manera de vivir, personas de diferentes congregaciones le buscaron con el mismo amor de Cristo, para que obtuviera la fortaleza para salir de sus vicios y enderezar su camino, pero cualquier excusa era buena para darle la espalda a Dios. El pretexto que más usaba era el clásico “no estoy listo…” tan usado por los que prefieren sus amigos, el sexo, parrandas, drogas, borracheras o el dinero, en lugar de pensar en lo que ocurrirá con ellos cuando mueran. Si Velorio hubiese aceptado alguna de esas invitaciones para buscar a Dios, en su velorio, todos habrían hablado de su cambio, de su nueva forma de vida, de su nuevo corazón, aunque no hubiese sido un predicador de pulpito, hubiera predicado a Cristo con su testimonio y su diario vivir.

No importa su condición social, raza o creencias, todos hemos de morir, y cada día que pasa esta más cerca ese día. Por eso deberíamos vivir preparando el camino para el día de nuestro propio velorio, un camino que no debemos andar solos, sino tomados de la mano del Señor.

Es una verdadera lastima que usted lee hoy estas líneas y todavía desprecia el regalo de la salvación y la nueva vida que le ofrece Dios a través de su Hijo Jesucristo. Quizá usted también diga: “no estoy listo…” como Velorio, pero si usted muere hoy, jamás llegará a estar listo. Arrepiéntanse, busque a Dios, solo Él puede hacer los cambios que usted necesita en su vida. Animo! No desfallezca, Jesús no vino al mundo por los santos, sino por los perdidos… sálvese hoy! Cristo es su Respuesta.

Bendiciones.

Eduardo Castillo

GRACIA BARATA… ODIOSA RELIGIÓN.

GRACIA BARATA…   ODIOSA RELIGIÓN.

Dietrich Bonhoeffer, un ministro de la iglesia luterana, nacido en Breslau, Alemania (hoy parte de Polonia) en 1906, atacaba a los nazis en sus transmisiones radiales allá por 1933. Dos años después, era líder de un seminario subterráneo, el cual es visto a menudo como una especie de monasterio protestante. En 1945 fue ejecutado por los nazis, y a partir de ese momento (especialmente en los últimos diez años), los escritos de Bonhoeffer han estado despertando un interés notable entre los cristianos de todas las edades. [1]

La mayor preocupación del Bonhoeffer es la gracia barata. Esta es una gracia que ha sido tan diluida que ya no se asemeja a la gracia del Nuevo Testamento, la gracia costosa de los Evangelios.  Con la expresión gracia barata, Bonhoeffer se refiere a la gracia que ha traído caos religioso y destrucción de valores doctrinales; es el asentimiento intelectual a una doctrina sin una verdadera transformación en la vida del pecador. Es la justificación del pecador sin las obras que deben acompañar el nuevo nacimiento. [1]

Bonhoeffer dice de la gracia barata: “Es la predicación del perdón sin requerir arrepentimiento, el bautismo sin la disciplina de la iglesia… La gracia barata es la gracia sin discipulado, la gracia sin la cruz, la gracia sin Jesucristo, vivo y encarnado”. [1]

Quizá el mayor problema de la “gracia barata” se encuentre relacionado con la religiosidad en la que la mayoría de cristianos quieren vivir. Pero no hablo solo de la iglesia tradicional o romana, sino de congregaciones evangélicas supuestamente bíblicas. Como dice el Hermano Paulo Arieu:

“Creo que lo que mas ofende al ser humano cuando le predicamos de Jesucristo es que le queremos hacer beber de nuestra religiosidad y no del “agua de vida eterna” que Él tiene para dar. Creo que hay mucha religiosidad en nuestras vidas que no le sirven necesariamente al otro para poder adorar a Dios con la libertad que Dios le pide.” [2]

Da vergüenza ver como, cada cierto tiempo, aparece un “nuevo” evangelio o interpretación del preexistente. Cada quien le llama como mejor le parece a su nuevo evangelio, fíjese, Paulo Arieu comenta:

“Tenemos el evangelio fundamentalista (1), que no quieren a nadie mas que a ellos mismos, tenemos el evangelio racionalista (2), que gustará mucho a los intelectuales pero que es mas escéptico que lo que era el mismo Darwin. Tenemos el evangelio de la Nueva Era (3), que es un evangelio sincretista, ecléctico, donde todo esta bien mientras que no te metas con nadie y hagas ohmmmm a cada rato. Un tipo de cristianismo Light (4), que solo pretende hacer sentirte bien, que no juzga ni cuestiona el pecado porque “somos todos iguales” y Dios es tan bueno que el no condena a nadie ni manda a nadie al infierno. Somos todos hermanos, cristianos, hindúes, musulmanes, etc. “Todos los caminos llevan a Dios”, dirán estos tipos de creyentes, como si Jesús no nos hubiera dejado instrucciones claras sobre la predicación del evangelio y que es lo que el hombre debe hacer para ser salvo. [2]

Tenemos el evangelio dispensacionalista (5), que ya no cree que Dios pueda hacer milagros y maravillas en esta dispensación, sino que esta atrincherado en sus iglesias, guardando la santa tradición hasta que venga el rapto pretribulacionalista. También tenemos el evangelio de los sabatistas (6), que te quieren hacer guardar la Ley judía y el sabath de los hebreos. [2]

En fin, cuantos evangelios tenemos hoy en día, podríamos decir que hay un evangelio a la carta, y las multitudes se van al infierno porque ya fueron predestinadas a esto dirán los hiper-calvinistas (7) que creen en la doble predestinación. Me pregunto yo si se irán (al infierno)  porque Dios los predestinó o si porque nosotros con nuestro cristianismo tan light los mandamos a una eternidad sin Cristo.” [2]

Analizando las primeras palabras de la predicación de Jesucristo, observamos ciertos aspectos básicos o fundamentales del evangelio:   La cita se encuentra en el evangelio de Marcos 1:15 que dice:

“El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; Arrepentíos, y creed en el evangelio.” [3]

Los 4 aspectos básicos o fundamentales, que notamos en estas primeras palabras del Señor, son:

1) “El tiempo se ha cumplido” En otras palabras: La espera ha terminado. (Todo lo que anunciaron los profetas se ha cumplido hoy.)

2) “y el reino de Dios se ha acercado Es decir que el Amor y la Gracia de Dios están ahora al alcance de todos. (Ahora tenemos la oportunidad que anhelaron en otros tiempos.)

3) “Arrepentíos” Este es un mandato condicional: Debemos arrepentirnos (Debemos abandonar esa vana manera de vivir y apropiarnos de una nueva mentalidad)

4) “y creed en el evangelio, esto significa creer sinceramente en Jesucristo y poner en práctica Sus enseñanzas.

En ninguna parte se lee que debemos ser religiosos o llenos de rituales y costumbres para alcanzar el favor de Dios o la salvación. La Gracia es ¡Gratis! ¿Por que buscar formas o métodos para adquirirla, si solo se requiere un corazón sincero?

Ese absurdo “denominacionalismo” con sus dogmas y sacramentos no declarados, esta llevando más gente al infierno que el propio ateísmo

La gracia barata es, hoy en día, mucho peor de lo que el mismo Bonhoeffer escribió. Muchos consideran que tienen permiso de pecar por ser “salvos”, porque una vez repitieron una oración que les “garantizaba” su salvación, solo que viven una vida lejos de las enseñanzas de Cristo, todo les es “licito” y lo hacen si les conviene, lo que significa que viven de espaldas al verdadero Evangelio de Cristo.

Nadie debería llamarse a si mismo cristiano sin haber tenido un verdadero encuentro personal con el Cristo Vivo, quien pagó con Su propia Sangre, la Gracia que hoy está disponible para todo ser humano. No debemos devaluar o desvalorar el altísimo precio pagado por nuestra salvación.

Ya no sigamos abaratando Su carísima Gracia. Cumplamos sus mandamientos e imitemos en todo a nuestro Señor y Salvador Jesucristo, renunciemos al pecado en todas sus formas y dejémonos guiar por el Espíritu Santo.

Bendiciones.

Eduardo Castillo.

Fuentes: [1] ministeriosprobe.org   [2] lasteologias.wordpress.com   [3] Biblia reina-valera 1960.

La Cerradura Inviolable

¿Como se abre la mejor cerradura?

Cuando usted piensa en “llaves”, seguidamente piensa en ¿Que es lo que abre? Y que problema es cuando – a lo mejor por falta de luz o definitivamente por ceguera – tenemos la llave en nuestras manos, pero no encontramos el agujero de la cerradura donde debería entrar la llave para poder abrir algo.

Durante siglos hemos creído, erróneamente, que se puede falsear o violar cualquier cerradura. Y es un hecho probado que hampones, tramposos y ladrones, muchas veces ayudados por los avances en la tecnología, pueden abrir casi cualquier cerradura. Pero no todas…

Nadie podrá jamás abrir por la fuerza, ni por ningún otro método humano, la cerradura de las puertas del Cielo. Por más que alguno se esfuerce en hacerlo de otra forma o a través de otra persona, las puertas del Cielo se abren con UNA SOLA “llave”: LA FE.

Esto parece ilógico para muchos religiosos, que piensan que Pedro es (o tiene) la llave y que Cristo es la Puerta. Ciertamente Jesucristo dijo que Él es la Puerta, como leemos en varios pasajes bíblicos, pero que se explica mejor en Juan 10:9 cuando dice:

“Yo soy la puerta;  el que por mí entrare,  será salvo;  y entrará,  y saldrá,  y hallará pastos.”

Entonces surge la pregunta:

¿Le dio el Señor exclusivo y discrecional uso de “las llaves del Reino se los Cielos” a Pedro?

La Institución Eclesial Romana, asegura, incorrectamente, que el apóstol Pedro es “cabeza de la iglesia” (Lo que fácilmente podemos llamar una total mentira con solo leer Efe. 5:23, Col. 1:15-18, Col. 2:8-10 y otros) Pero, además, aseguran que ejerce una “mayordomía” exclusiva de las llaves del cielo, utilizando para ello el texto que leemos en Mateo 16:19

“Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que tú ates aquí en la tierra, también quedará atado en el cielo, y lo que tú desates aquí en la tierra, también quedará desatado en el cielo.”

Por conveniencia de su supuesta “sucesión apostólica” la institución eclesial romana a ignorado adrede los textos siguientes:

“Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y publicano. De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo.”Mat. 18:17-18

Al comenzar el capitulo 18 de Mateo, podemos leer que cuando el Señor les dijo esto, TODOS los apóstoles estaban presentes, preguntando sobre “quien es mayor”.

“Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío. Y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: Recibid el Espíritu Santo. A quienes remitiereis los pecados, les son remitidos; y a quienes se los retuviereis, les son retenidos.” Juan 20:21-23

En Juan 20:19 dice que estaban “LOS discípulos” (es decir: todos) reunidos cuando el Señor les dice estas palabras luego de Su Resurrección.

Podemos notar entonces que NO EXISTE tal exclusividad, sino que la “mayordomía” de las llaves del Reino de los Cielos, la ejercieron todos los apóstoles y por consiguiente, recae hoy en día en todos los que hemos pasado a ser hijos de Dios, a través de la FE en nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Pero entonces:

¿Por qué se lo dijo directamente a Pedro delante de los demás?

Bueno, primero deberíamos pensar ¿Quien era Simón Bar Jona (Pedro)? De las escrituras podemos notar que Simón Pedro, era un varón Judío de clase media dedicado a la pesca, que tenía un carácter impulsivo. Como todo Israelita Judío esperaba la llegada del Mesías, pero era normal escuchar de charlatanes que, de vez en cuando, declaraban serlo. Por lo que no era sencillo dejarse llevar por intuiciones o corazonadas sobre si una persona era o no era el Mesías. Por eso le resulta tan difícil a Pedro creer que Jesús pudiera serlo. Debemos recordar además que no tenían Bíblias como nosotros, sino que ellos aprendían las escrituras (Antiguo Testamento) en el templo, según se las explicaban los sacerdotes o alguna de las sectas judías. Teniendo esto en mente, trasladémonos al momento en que Cristo estaba hablando con él:

Pedro ya tenía algún tiempo de andar con Jesús, pero ninguno de sus discípulos había declarado abiertamente que Él (Jesús) era el Mesías que tanto esperaban. Fue precisamente Simón quien declaró por primera vez que Jesús es “el Mesías, el Hijo del Dios viviente” (por revelación directa de Dios Padre) (Mat.16:18). Por eso el Señor le puso el sobrenombre o apodo de “Kefa” que significa piedra en arameo. (En griego es Cefas, en latín es Petros y en español es Pedro) (Hechos 10:5 y 10:34 confirman que era un apodo o sobrenombre) Jesús le dio un apodo a otros discípulos, pero la confesión o afirmación de Simón respecto de la Divinidad de Jesús, es la roca de la doctrina de Cristo, de ahí que el Señor le diera ese apodo.

Sin lugar a dudas el Mesías es la Roca. Si una persona descubre que Jesús es el Mesías, también ha descubierto a la Roca. Es decir que la Piedra sobre la que Su Iglesia esta fundada queda revelada al descubrir que Jesús es el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Pero la palabra “Iglesia” viene del griego “ekklesia” que equivale en el hebreo a “Qahal” (palabra usada realmente en el libro de Mateo) que significa: Asamblea o congregación de los elegidos. Por lo tanto “la iglesia” no esta formada por un grupito de sus líderes que dictan reglas, normas o leyes con toda clase de rudimentos anti bíblicos, y que a su antojo deciden quien va al infierno y quien va al cielo. Eso no es lo que dice la escritura. La verdadera Iglesia de Dios No es una organización terrenal con gente y edificios, No es una institución, sino una entidad sobrenatural integrada por aquellos que han sido salvados por Jesucristo. La Iglesia verdadera abarca todo el período de la existencia del hombre sobre la tierra, y a toda la gente que ha sido llamada a ella. Nos hacemos miembros de la iglesia, el cuerpo de Cristo, por la fe (Hechos 2:41). Somos edificados por la Palabra de Dios (Efe. 4:15,16), disciplinados por Dios (Mat. 18:15-17), unificados en Cristo (Gál. 3:28), y santificados por el Espíritu (Efe. 5:26,27).

Lo de “atar y desatar” se refiere, en el lenguaje rabínico judío, a “excluir o admitir”, así como “prohibir o permitir”, en el sentido de enseñar lo agradable y lo desagradable ante los ojos de Dios, para que, de esa forma, una persona pueda ser salva y pase a formar parte de la “congregación de los elegidos” o Iglesia, pero si no quiere oír o creer se condene para siempre.

En Mateo 9:2-8 podemos leer que el requisito indispensable para el perdón de pecados y recibir el favor de Dios es la FE, pues dice: “…y al ver Jesús la FE de ellos, dijo al paralítico: Ten ánimo, hijo; tus pecados te son perdonados.” Por tanto “sin FE es imposible agradar a Dios” y que nuestros pecados sean perdonados o “remitidos”. Es por eso que le explica primero a Pedro, lo que más adelante en el texto le explica a todos, pues Pedro fue el primero en “abrir” la Puerta de la FE a los judíos, el día de Pentecostés, cuando más de 3000 personas se arrepintieron y tuvieron Fe en Jesucristo, con lo que sus pecados fueron remitidos y se bautizaron ese mismo día, tal como vemos en Hechos 2:38-42   Pero también a los gentiles, en casa de un centurión (“piadoso y temeroso de Dios con toda su casa”) llamado Cornelio, según relata el libro de Hechos capitulo 10.

En conclusión:

En todo el nuevo testamento no hay vestigio de alguna autoridad solicitada, ejercida o concedida a Simón Pedro por encima del resto de los apóstoles. Mateo 16:18-20 solamente demuestra  que, al apóstol Pedro (a pesar de ser un hombre lleno de defectos como nosotros) el Señor quería llenarlo de toda la fe que le faltaba. Hasta ese momento de la historia, Pedro a penas comenzaba a entender que Jesús era el Cristo, el Mesías que él y todos los judíos esperaban. El Señor demuestra, en ese texto, una dedicación y atención especial para cada uno de sus discípulos, según su forma de ser o de pensar. Lo que era muy útil con Pedro, precisamente por su forma de ser. No comparto lo que expresan otros al afirmar que era “testarudo” o “un poco lento para pensar”, mas bien creo que él era parecido a muchos de los que alguna vez hemos dicho “Hasta no ver, no creer”. Demuestra, además, el texto, que el Señor amaba mucho a Simón Bar Jona (Pedro) y quería hacerle ver que el tendría mucha importancia y eminencia en su ekklesia, por lo que él debía poner de su parte para confiar más en el Señor.

Las llaves son símbolo de poder y autoridad, que tenemos todos los creyentes reales, no fingidos, que amamos al Señor con cada molécula de nuestro ser y que tratamos con todas nuestras energías, mente y corazón que otros conozcan y crean en el verdadero Evangelio de Jesucristo. De esa manera les permitimos entrar – a los que les predicamos y que creen en el Señor Jesucristo – por la Puerta del Reino de los Cielos, ya que la única llave de dicha Puerta es creer y tener FE en Él.

Bendiciones.

Eduardo Castillo

Fuentes: en.wikipedia.org, Jamieson-Fausset-Brown Bible Commentary, Notes and References Scofield, Wesley Notes, Nuevo Testamento Popular, Comentario de Mateo por Henry Conciso

YES, WE CAN…

YES, WE CAN…

(SI, PODEMOS…)


Todos hemos escuchado de Lance Armstrong. Su nombre original era Lance Edward Gunderson nació en Austin, Texas, el 18 de septiembre de 1971. Es un ciclista estadounidense, considerado uno de los mejores de la historia y convertido ya en una leyenda, en parte, por sus siete victorias consecutivas del Tour de Francia, pero principalmente por superar un cáncer con avanzada metástasis, casi Terminal.

Comenzó practicando, desde los 12 años la natación, a los 16 años se convirtió en triatleta profesional y pronto ganó dos años seguidos (89 y 90) el campeonato nacional de triatlón. En 1991 ganó el campeonato de ciclismo aficionado y esto le permitió participar en los Juegos olímpicos de Barcelona 92, donde quedó en el lugar 14. Ese año ganó el campeonato Laigueglia en Italia. En 1993 quedó campeón de Ruta en Oslo. En 1995 quedó campeón en la Clásica de San Sebastián.

Su rendimiento comenzó a caer en los olímpicos de Atlanta 96. Ese año, en octubre, a la edad de 25 años, se le detectó un cáncer testicular con metástasis pulmonar y cerebral. En su primera visita al urólogo en Austin, Texas, Armstrong presentaba distintos síntomas, entre ellos dolor testicular y sangre en la tos. Inmediatamente, el ciclista se sometió de urgencia a una operación quirúrgica en la que le extirparon un testículo y a ciclos de quimioterapia. Tras la cirugía, su doctor le informó de que tenía menos de un 40% de posibilidades de sobrevivir.

Durante 1997, acompañado en todo momento por su madre Linda (en la imagen) y Kristin, la madre de sus hijos, pelea contra un cáncer que le ha alcanzado el cerebro. Armstrong quedó aterrado al ver las radiografías de sus pulmones, donde blancas, gordas y amenzantes, se apreciaban “12 pelotas de golf”, que no eran sino tumores.

El ciclista recibió sus primeros tratamientos en el centro medico de la Universidad de Indiana, donde el doctor Lawrence Einhorn había desarrollado una técnica pionera en el tratamiento del cáncer testicular. Su primer oncólogo fue el doctor Craig Nichols. Además, en ese mismo centro, sus tumores cerebrales fueron extirpados quirúrgicamente. Finalmente, se sometió a su último ciclo de quimioterapia el 13 de diciembre de 1996. Retornó a la bicicleta y a los entrenamientos sólo cinco meses después de su diagnóstico, todavía con incertidumbre respecto de su futuro en el deporte, pero profundamente agradecido y decidido. El 1 de mayo de 1998 contrajo matrimonio con Kristin Richard, quien estuvo a su lado desde junio del 97.

Lance pudo recuperarse progresivamente hasta regresar en la París-Niza de 1998, enrolado en las filas del equipo US Postal. Tras el prólogo, abandonó la carrera y pensó en retirarse definitivamente de las competiciones deportivas, pero tras fuertes reflexiones y con el apoyo del director Johan Bruyneel decidió seguir; planteándose como principal objetivo el Campeonato del Mundo que se celebraba en Valkenburg (Holanda). Ese verano ganó la Vuelta a Luxemburgo y se puso a punto para la Vuelta a España, donde rindió a un gran nivel clasificándose en la cuarta posición.

De cara a 1999, Armstrong se encontraba pletórico de moral y su director le convenció de que era posible incluso llegar a una meta más alta: vencer el Tour de Francia. Lance se presentó en la salida como un favorito de segunda fila y al final arrasó en la clasificación general por delante de Alex Zülle. En octubre de ese año nació su primer hijo Luke, y las gemelas Isabelle y Grace, vinieron al mundo en noviembre de 2001. Cada año, tanto Armstrong como su equipo iban a más; y antes de que muchos pudieran darse cuenta, el tejano había conseguido 4 títulos consecutivos del Tour de France.

Entonces llegó a la edición de 2003, el Tour del Centenario, con la mira puesta en igualar la marca de cinco Tours consecutivos de Miguel Indurain. Y pese a que Jan Ullrich llegó a ponerle contra las cuerdas, lo logró.

En 2004, Armstrong aspiraba a hacer aún más grande su leyenda, y lo hacía más cuestionado que nunca, tras los apuros pasados el año anterior y el bajo rendimiento que había mostrado durante su preparación para “el sexto”. Pero el ciclista estadounidense volvió a sorprender, y su gran forma, sumada a la debacle por unos motivos u otros de todos sus rivales le llevó a conquistar la ansiada plusmarca: su sexto Tour de France. Y en Julio de 2005 ganó su séptimo Tour.

Entre los numerosos premios que se le han concedido hay que destacar el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes en el año 2000.

En 2006 Armstrong corrió la maratón de Nueva York con el fin de conseguir fondos para la lucha contra el cáncer, con un tiempo de 2h59:37, a menos de una hora del ganador, el brasileño Marilson Gomes dos Santos (2h09:58).

En Junio de 2009 nació su cuarto hijo, Edward ‘Max’ Armstrong, producto de su relación con Anna Hansen, luego que en 2003 se divorciara de Kristin Richard.

Enfermar de cáncer fue “…lo mejor que me pudo haber pasado”, dijo Lance en relación con la madurez y el enfoque en la vida que la enfermedad le forzó a obtener. A lo largo de esta odisea con riesgo de vida, Lance supo que sus prioridades estaban cambiando. Su salud física, algo que jamás había estado en entredicho, ahora era de condición frágil. Tuvo la oportunidad de apreciar plenamente las bendiciones de la buena salud, de una familia cariñosa y de amigos cercanos. Lance describió su lucha contra el cáncer como “un llamado a despertar de carácter muy especial”. Respondió al llamado al activismo convirtiéndose en portavoz de quienes luchan contra el cáncer testicular y otros tipos de cáncer, y estableció la Fundación Lance Armstrong a pocos meses de su diagnóstico.

Que ejemplo!

Que maravillosa fuerza de voluntad! Solo le falta algo muy importante y básico en la vida:

El ciclista ha hablado públicamente sobre sus ideas religiosas. En concreto, el corredor, que se declara agnóstico, dijo: “Al final de la vida, si hay alguien allí que tenga que juzgarme, espero que lo haga en relación a si he vivido una vida honesta, no a si he leído determinado libro o si he sido bautizado. Si hay un dios al final de mis días, espero que no diga: ‘Pero tú nunca has sido cristiano, así que vete en dirección opuesta al cielo’”.

Pobrecito… “Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, hacen obras abominables; No hay quien haga el bien. El Señor miró desde los cielos sobre los hijos de los hombres, para ver si había algún entendido, que buscara a Dios.” Salmo 14:1-2

“La altivez de los ojos del hombre será abatida, y la soberbia de los hombres será humillada; y el Señor solo será exaltado en aquel día. Porque día del Señor de los ejércitos vendrá sobre todo soberbio y altivo, sobre todo enaltecido, y será abatido;” Isaías 2:11-12

“El que en él cree,  no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado,  porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.” Juan 3:18

Sería un mejor ejemplo como ser humano si tuviera a Dios en su corazón, y con humildad reconociera por la misericordia de Quien fue sanado. Al final de cuentas, sin Cristo en su corazón, él podría seguir siendo un pobre desdichado.

Imitemos todo lo bueno, aborrezcamos lo malo.   Animo papá, Cristo está con usted.

Bendiciones.

Eduardo Castillo.

Fuentes:   letour.fr,   grahamwatson.com,   laf.org,  es.wikipedia.org,   elmundo.es,  twitter.com/lancearmstronG

¿Tienes un Talismán?

¿Tienes un Talismán?

Desde tiempos ancestrales, casi desde la aparición de la humanidad, el hombre a tratado de dar explicación a todo lo que le rodea. En su búsqueda por esclarecer el origen de cosas tan simples como un rayo, la erupción de un volcán, lluvias, terremotos, etc. comenzó a teorizar y suponer el origen de dichos fenómenos, que muchas veces representaban tragedias. Así nacieron charlatanes que haciéndose pasar por científicos, sabios o ungidos de algún dios, engañaron a sus pueblos con interpretaciones descabelladas de lo inexplicable. De este mismo modo se inventaron el uso de talismanes, conocidos también como amuletos, que no son más que objetos a los que se les atribuye algún poder sobrenatural para realizar prodigios como sanar, proteger, librar de males y hasta salvar del infierno. Podemos encontrar estos talismanes o amuletos entre los egipcios, fariseos, griegos e indígenas de todo el mundo.

Si vivimos en zonas rurales, no es extraño escuchar que la gente da explicaciones absurdas a situaciones y sucesos que en una ciudad moderna solo diría un comediante o bromista. Esto, sin duda, es producto de su ingenuidad, por eso debemos erradicar la ignorancia de una vez y para siempre de nuestros pueblos, en especial en lo que se refiere al verdadero Evangelio de Cristo, de otra manera, la gente continuará creyendo todo lo que le dicen. Un ejemplo de esto es el rápido crecimiento en Latinoamérica de las dos sectas más heréticas y ricas de Estados Unidos, quienes dirigen los hilos de sus “sucursales” latinoamericanas, con una astucia tal, que se hace evidente que satanás las sustenta e incentiva. Quienes son arrastrados por estas doctrinas, rápidamente comienzan a repetir las mismas herejías y blasfemias que predican sus líderes mal llamados profetas.

En América Latina, como en el resto del mundo conquistado y sometido por la fuerza por reyes católicos, existe una marcada tendencia a utilizar objetos inanimados para diferentes beneficios, en especial si dichos objetos han sido bendecidos o “santificados” por un sacerdote. Estos objetos no son solo imágenes, sino también agua, candelas, palmas del domingo de ramos,  medallas, escapularios, camándulas, pétalos y otros.

Hasta hace unos años se podría creer que el uso de “objetos milagrosos” era una creencia exclusivamente católica, pero ahora podemos ver el rápido crecimiento de una secta Brasileña que con el fin de lucrarse y atraer a la gente, saca de contexto algunos versículos bíblicos en los que Dios utilizó un objeto para realizar un prodigio o milagro.  Un ejemplo de dichos milagros lo podemos encontrar en el Evangelio de Marcos capitulo 5 versículo 22, en el que se relata la historia de un hombre llamado Jairo que era un principal (jefe) de la sinagoga, quien le rogó a Jesús que fuera a poner sus manos sobre su hija que agonizaba. Cuando iban de camino, una mujer, que sufría una hemorragia desde hacía 12 años, se acercó a Jesús y tocó su manto “Porque decía: Si tocare tan solamente su manto, seré salva.” (Versículo 28) y desde ese mismo instante fue sanada. La hija de aquel hombre fue resucitada por Cristo, pero por ahora analizaremos el milagro realizado a la mujer que tocó su manto.

Dice la Biblia que esta mujer lo había gastado todo, y había intentado todo tipo tratamientos, pero, en lugar de mejorar le iba peor… En los planes de Dios estaba que esta mujer se hiciera famosa, tanto que miles de años después aún se cuenta su historia. Pero no es famosa por su enfermedad sino por su sanidad milagrosa. Meditemos en esto: ¿Que fue lo que sanó a la mujer que tocó el manto de Jesús? ¿Fue acaso el hilo o la tela? ¿Fue su propia voluntad o como dicen algunos: el poder de la mente? Quiera Dios regalarle a usted una doble porción de lo que sanó a esa mujer: a ella la sanó su FE. Una fe genuina, NO fingida en Aquel que vestía con ese manto: Jesucristo.

La verdadera fe, no se define por tener algo que tocar o que poder ver, tampoco en si me dicen que esto o aquello ha sido bendecido por alguien. La verdadera fe es la seguridad y la creencia firme y sin dudar en que Aquel que nos Amó hará, conforme al deseo de su corazón, aquello por lo que estamos clamando… Por eso en el versículo 34 (Mar.5:34) Jesús le dijo: “Hija, tu FE te ha hecho salva; ve en paz, y queda sana de tu azote”

Entre nuestros propios hermanos evangélicos hay quienes creen que su Biblia lo librará de peligros o del enemigo, como si el papel y la tinta tuvieran algún poder sobrenatural. Eso es lo mismo que colgar medallas, camándulas o escapularios del espejo retrovisor de su vehiculo.

Es una ignorancia descomunal asegurar que fue el manto lo que sano a la mujer en cuestión, así como es ofensa contra Dios insinuar que algún objeto inanimado u otro ser humano pueda realizar las obras que le han sido entregadas en exclusiva a Jesucristo, pues toda potestad le ha sido entregada a Él, así en el cielo como en la tierra (Mat. 28:18). Él y nadie más que Él es quien puede realizar las maravillas que alcanzamos por la FE, incluyendo el perdón de nuestras faltas contra Dios y la salvación de nuestra alma.

Revise su vida, ¿Hay algo en lo que usted haya depositado su fe? ¿Es esa medicina la que lo va a sanar o es el Señor quien hará que ese tratamiento funcione? ¿Cree usted en la suerte? ¿Le teme a los gatos negros o pasar bajo una escalera? ¿Lee cada mañana su horóscopo? ¿Cree en agua o pañuelos “milagrosos”? Piénselo, ¿En quien tiene depositada su fe?

Quiera Dios que encuentre pronto la respuesta y deposite su fe en Aquel que hace la diferencia entre la vida eterna y el castigo eterno: Jesús es su nombre, “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.” Hch.4:12

Bendiciones

CLAUSURAN BLOGS Y OTROS WEBSITES

“Clausuran Blogs de WordPress, Blogger y BlogSpot, así como algunos usuarios de Facebook, Twitter, Hi5, MySpace y otras. La medida fue adoptada de forma unánime por los gobernantes mundiales, quienes ordenaron la confiscación de los bienes y el cierre definitivo y la eliminación del contenido de las redes sociales de Internet, de todas aquellas personas a quienes llamaron “terroristas” y “fanáticos radicales” por relatar, anticipadamente, los extraños sucesos de hace unos días, en los que millones de personas desaparecieron de sus casas, sitios de trabajo, supermercados y hasta de aviones en pleno vuelo. Estas desapariciones marcan el inicio de otros eventos, aún peores que supuestamente ocurrirán en unos tres años y medio…” La noticia anterior será publicada en un futuro cercano…

Por aquellos días, este Blog, nuestro sitio Web y todos los escritos en Internet sobre temas Cristianos, ya no existirán. Con excepción de las publicaciones Católicas Romanas que serán utilizadas para beneficio del nuevo gobierno mundial.

¿Te golpeaste la cabeza? – ¿Estas loco? – ¿Te lavaron el cerebro? – No digas disparates – Eso es mentira – Quieren darte miedo para sacarte dinero, etc. etc. Estas y otras expresiones más ofensivas son el tipo de preguntas y comentarios que usted escucha hoy al hablar de aquellos días por venir. Pero, cuando esos días lleguen se lamentarán, llorarán y “crujirán los dientes” por no haber escuchado, por no haber creído…

Si usted es de las personas que hacen lo contrario de lo que enseñó Jesús en Mat. 6:7 y repiten una y otra vez de forma mecánica la oración conocida como el “Padre nuestro” (Mat 6:9-13) Entonces, seguramente, no se ha dado cuenta que la tercera frase de dicho modelo de oración dice: “Venga tu Reino”. Deberíamos preguntarnos: ¿Porqué Cristo enseñó que debemos pedirle al Padre que envíe Su Reino a la tierra? La respuesta no encierra misticismo, ni se requiere doctorado en Teología para responderla. La respuesta es: En la tierra aún no reina Dios. Entonces por simple lógica deberíamos preguntarnos: ¿Entonces quien es el gobernante de este mundo? Una respuesta, de las muchas correctas, se encuentra en el mismo Evangelio de Mateo 4:8-10 “Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. Entonces Jesús le dijo: Vete, satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a Él sólo servirás.” ¿Cómo pudo satanás ofrecerle “todos los reinos del mundo” si no eran de él? Pues, simplemente por que por ahora son de él. Y esta triste realidad (alegría temporal para otros) no cambiará hasta que Cristo vuelva a Reinar sobre la tierra.

Pero, antes de que Cristo vuelva para Reinar en la tierra, se hablará de un inusitado plan de paz para el medio oriente, en el cual caerá con facilidad Israel. Es en esos días que la Iglesia de Cristo (Todos los que hemos confesado a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, y nos hemos arrepentido y cambiado nuestra vida, renunciando al pecado) deberá presentarse a “Las bodas del Cordero” y en consecuencia muchas personas desaparecerán físicamente, lo que aprovechará el “nuevo orden mundial” o “nuevo gobierno mundial” para acusar a todos los que crean en Cristo y esta profecía, de ser Terroristas religiosos o Fanáticos radicales, por promover e incitar a las personas a dejar la “democracia religiosa” para creer que SOLO POR LA FE en Cristo Jesús, se puede ser SALVO del infierno y escapar de la gran tribulación.

Por aquellos días, se nos acusará, y fabricarán evidencias, de suicidios y asesinatos masivos. Buscarán y simularán encontrar tumbas colectivas para darle explicación a las desapariciones. Otros más osados presentarán supuestas pruebas de “naves” extraterrestres secuestrando a los desaparecidos. Muchos creyentes “tibios” o aquellos que creyeron después de la desaparición de la Iglesia, terminarán en cárceles, otros serán ejecutados, pero los que “perseveren hasta el fin” esos serán salvos. Lamentablemente los que acepten el “chip” o marca de la bestia (en sus manos, frente, o donde sea que los marquen) arderán en el lago fuego preparado para satanás.

Usted tiene dos opciones: Creer o Negar. Espero que Dios le de suficiente vida para tomar un buena decisión. Por que si se muere hoy, quizá no vea la tribulación, pero podría caer al mismo castigo que recibirán los adoradores de la bestia. ¿Queremos meterle “miedo”? No. En ninguna manera. Decir la verdad No es para asustar. Se asustan quienes dudan de la seguridad de su salvación. ¿Le dan miedo estas cosas? Piénselo otra vez… asegure su salvación escuchando la voz de Dios en su corazón que le dice: Aún es tiempo. Te amo y me gustaría que vinieras a las bodas del cordero. No te preocupes si no eres perfecto, no te preocupes si sientes culpas, demuestra que deseas en tu corazón ser una nueva persona y Amar a Dios por sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo y yo haré el resto. Eso es todo.

El evangelio de Cristo es preciso, sencillo y conciso. El evangelio de Cristo es Uno, la “religión” es el invento de muchos… Por eso decimos siempre: No hablemos de religión, hablemos de Jesús.

Que Dios le bendiga.

Eduardo Castillo

PD: Los nombres y marcas registradas utilizadas en este post, pertenecen a sus respectivos propietarios, y se usaron solo como ilustración. La supuesta noticia del principio es solo ficción ¿o no? Que el Espíritu Santo le revele la Verdad. Amén.

¿Evangélicos Radicales o Radicales Evangélicos?

Conceptos de Radicales

Cuando hablamos de “radicales” pensamos en varios conceptos: En Matemáticas un radical es conocido como “Función Raíz” y comparte las propiedades de la potenciación, por ejemplo: raíz cuadrada, raíz cúbica, etc. En Química (orgánica) un radical son fragmentos de cadenas de carbonos; además existe otro tipo de radical, antes llamados “radicales libres”, que son átomos o grupos de átomos de una especie química (orgánica o inorgánica), en general extremadamente inestables y, por tanto, con gran poder reactivo por poseer un electrón desapareado o impar. En política se le llama radical a movimientos o corrientes del pensamiento político-filosófico (conocido como radicalismo) cuyo objetivo principal es una reforma o transformación, desde la raíz, de todo el sistema político y social, Usualmente asociado con partidos de izquierda, con marcada tendencia anarquista.

El término radical viene del latín radix (“raíz”), significa así de raíz o de base, refiriéndose sobre todo a un punto de vista profundo, sustancial, más aún si es aplicado a alguna convicción, práctica, análisis o propuesta.   Con frecuencia se confunde “radical” con otras palabras similares como: Fanático (extremismo irracional), Ortodoxo (extremismo religioso), Reaccionario (extremismo de derechas) o, simplemente, Extremista. De hecho, muchos piensan en fanáticos suicidas (como los miembros de Al-Qaeda), al mencionar la palabra radical. Es por esta razón que casi siempre asociamos dicha palabra con “violento”, “insurrecto” o “Anárquico”. Cuando, en realidad “radical”, en su sentido literal más puro, es sinónimo de: Fundamental, Elemental, Tajante, Básico y Esencial.

Por eso hoy les traigo un concepto quizá no tan innovador, pero muy revolucionario de cómo debemos ser los verdaderos creyentes del Evangelio de Cristo.

¿Evangélicos Radicales o Radicales Evangélicos?

La diferencia entre ser “Evangélico Radical” y “Radical Evangélico” se halla en la persona que vive su cristianismo de una forma o de la otra. Es decir, yo puedo ser (De acuerdo al concepto político-filosófico antes expresado) un verdadero rebelde, insurrecto y anarquista (Que no respeta o no reconoce ningún tipo de autoridad) pero al mismo tiempo creer en el Evangelio de Cristo y buscar vehementemente agradar a Dios. Lo que podría crear (inconscientemente) problemas dentro de mi congregación, al sentir malestar o incomodidad por el nivel de autoridad o privilegios de los demás hermanos.  Eso es lo que yo llamo un “Radical Evangélico”.

En cambio un Evangélico Radical es, primero que nada, un Evangélico, con todos los conceptos espirituales y de conducta que eso representa. Es decir que vive a profundidad las enseñanzas de Cristo y busca fervientemente, llegar a la altura del Varón Perfecto. Pero que, al mismo tiempo, es Fundamental, Elemental, Tajante, Básico y Esencial, cuando se trata de vivir, hablar, predicar, proponer y defender el verdadero Evangelio de Cristo, sin añadir, ni obviar, ni pasar por alto ninguna de sus Radicales Enseñanzas. Sin embargo, debemos añadir, que el mismo Evangelio Radical de Cristo nos enseña un mandamiento nuevo: AMARNOS LOS UNOS A LOS OTROS, (INCLUSO A NUESTROS ENEMIGOS) COMO CRISTO AMÓ A SU IGLESIA Y SE ENTREGO A SI MISMO POR ELLA.

Por todo lo anterior y basándonos en el error que cometemos con la palabra “radical” es que les invito a ser: Evangélicos Radicales Pacifistas. Lo que básicamente significa:

  • Oponernos a todas las potestades de las tinieblas y su supuesta autoridad en este mundo.
  • Que seamos Insurrectos contra el diablo y sus autoridades.
  • Que seamos Rebeldes a sus conceptos destructivos sobre la vida, el matrimonio y la santidad.
  • Amotinarnos contra los vicios, las drogas, el adulterio, la fornicación y todas aquellas acciones, cosas o circunstancias que nos alejan de Cristo y de nuestra propia salvación.
  • Boicotear todas las filosofías y engaños de Satán, predicando todo el día a Cristo, o como decía San Francisco de Asís: Solo si es muy necesario abramos la boca para seguir predicando. (Por si no lo entendió: Eso significa que predique con su diario vivir, que los demás vean a Cristo reflejado en su carácter, vocabulario y forma de ser.)
  • Ser, ante todo, Pacifistas. No buscar, ni provocar pleitos, discusiones estériles, ni contiendas, ni mucho menos debemos, jamás, usar la violencia -En ninguna de sus formas- para hacernos escuchar o para que nos presten atención o para evangelizar por la fuerza.

Este concepto de Evangélico Radical Pacifista adquiere su mejor y más revelador ejemplo, en el mismo fundador de este milenario movimiento reformista: Jesús de Nazareth. Piénselo… La reforma que Él nos invitó a realizar, se halla primordialmente en la raíz, en nuestro corazón; No en las autoridades imperiales, tampoco en gobernantes de aquella época, y aunque criticó desde todo punto de vista a los religiosos, el no dijo nunca tomemos las armas, ni pidió que destituyeran a nadie… Todo está en el corazón. A nuestros gobernantes (de todo nivel) les falta mas “Cristomicina” como dice la canción. Si Cristo fuera quien guiara sus mentes y corazones, otro gallo nos cantaría…

¿Que si somos radicales? Sin duda que si. Pero la reforma y transformación que buscamos esta en el corazón del individuo. Por eso desde hoy comience a comportarse como el “guerrillero” que usted lleva dentro y opóngase al pecado, al mundo y sus vicios, hasta que su propio cartel de “SE BUSCA VIVO O MUERTO” aparezca con su fotografía en las paredes del infierno, hasta que usted se convierta en la peor pesadilla del diablo.

Como buen guerrero de Jesucristo, vístase con toda la armadura de Dios, y siga orando sin cesar. Nuestro “comandante” nunca abandona a Su tropa. Sostenga la Fe, nuestro Señor Jesucristo está a la vuelta de la esquina… no tarda en llegar.

Pa’lante con todo!

e

Bendiciones.

Eduardo Castillo

Fuentes: Gustavo Castillo, wikipedia.com, lukor.com, drae.rae.es